Los motivos económicos por los que los autónomos se dan de baja

0
45

Los motivos económicos es uno de los principales motivos por los que los trabajadores acaban dándose de baja como autónomos.

Entre estos motivos económicos encontramos algunos como el no llegar al Salario Mínimo, la carga fiscal, las facturas impagadas o la dificultad para encontrar clientes.

Estas causas constituye un 72.6% de las bajas de los trabajadores profesionales por cuenta propia. De hecho, casi 1 de cada 5 autónomos encuentra un trabajo con mejores condiciones como asalariado. Más del 75% de los trabajadores autónomos en nuestro país cotiza por la base mínima y tan solo un 3.4% lo hace por la máxima.

Todos estos datos, los refleja el Estudio Nacional del Autónomo llevado a cabo por la empresa de servicios integrales para el autónomo Infoautónomo con la ayuda de la metodología de trabajo e investigación de la Universidad de Granada.

Este estudio refleja además que el 60% de los autónomos en nuestro país son hombres frente a un 40% de mujeres. En cuanto a la edad, la más común de este colectivo es la comprendida entre los 40 y 54 años. Tan sólo un 1% de autónomos son menores de 25 años.

En cuanto a ayudas y subvenciones, más de la mitad (60.6%) de los trabajadores autónomos  afirma no haber requerido financiación para su negocio. De la parte correspondiente a los que sí han necesitado, un 38.8% ha sido a través de créditos en entidades bancarias, un 27.1% de fondos propios, un 17.2% a familiar y amigos y un 12% a subvenciones.

El 58,9% de estos trabajadores que ha solicitado alguna subvención lo ha hecho a nivel autonómico, las ayudas de corte estatal representan al 22,7% y las locales al 18,4%.

Las principales áreas de interés para recibir ayudas y/o subvenciones son aquellas que guardan relación con la financiación y la contratación en mayor medida.

Por otro lado los principales problemas de los autónomos son entre otros: los pagos mensuales a la Seguridad Social, el sistema de tributación, las diferencias autonómicas, la seguridad jurídica o la libertad de mercado.

Pero el principal factor que dificulta la actividad de los autónomos día a día son problemas de índole personal: desprotección social en situación de paro, jubilación, estrés…)

Además, más del 72% de los trabajadores autónomos afirman tener miedo de pedirse una baja laboral y el 71,3% nunca se ha dado de baja. Del porcentaje de personas que sí se han dado de baja, tres de cada cinco se han visto obligados.

Dejar respuesta