Si has sufrido un ERTE, ¿sabes cómo afecta a tus vacaciones?

0
102

Miles de empresas han sufrido las consecuencias económicas del coronavirus. Una de ellas es el ERTE, la reducción de la plantilla, al menos, temporalmente.

Muchos de los que estáis leyendo esto os habéis visto afectados por un ERTE. Éste se ha debido al paro parcial o total de la actividad en la empresa durante el estado de alarma. De esta manera, no se generan ingresos y la compañía no puede hacer frente a todos los gastos, por lo que debe recurrir a una medida extraordinaria.

Por otro lado, el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha tenido numerosos problemas para pagar los ERTEs. Pero aún quedan muchas dudas en el aire. Por ejemplo ¿cómo afecta un ERTE a las vacaciones de un trabajador?

Estar incluido en un ERTE puede afectar al período vacacional de un operario. Dependiendo de si el ERTE es parcial o total, influirá de una manera u otra.

En este artículo vamos a ver los dos supuestos.

ERTE total

En el caso de que hayas sufrido un ERTE total, al estar suspendida la relación laboral, no vas a devengar vacaciones durante el tiempo que dure dicho ERTE. Es decir, habrá que calcular tus días vacacionales de nuevo en función de los que hayas trabajado durante el año.

Aquí entra el Artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores. En él se establece que el periodo de vacaciones retribuidas no puede ser inferior a 30 días naturales al año. Esto vendría a equivaler a 2,5 días al mes.

Por otro lado, es muy importante tener en cuenta el convenio colectivo de aplicación o por pacto natural porque se puede tener derecho a más días de vacaciones.

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor.

Supongamos que tu ERTE total te ha afectado desde el 16 de marzo de 2020 hasta el 16 de mayo del mismo año. De mes a mes son 5 días de vacaciones no devengadas pues, recordamos, son 2,5 días naturales mensuales. Por tanto, tienes derecho a 25 días de vacaciones durante 2020.

ERTE parcial

Si, por el contrario, has sufrido un ERTE parcial, el devengo de días de vacaciones no se ve alterado. En otras palabras, te corresponden exactamente el mismo período vacacional que hubieses disfrutado si no te hubieses aplicado un ERTE parcial.

Es importante, igualmente, tener en cuenta que los días de vacaciones son pagados aunque no hayan sido trabajados.

Veamos este caso con otro ejemplo.

Supongamos que, esta vez, el ERTE que sufres va desde el 16 de marzo de 2020 hasta el 16 de mayo del mismo año pero, en esta ocasión, tu jornada laboral pasa de 8 horas a 6.

Igualmente, sigues devengando 30 días naturales de vacaciones al año. Sin embargo, hay que tener presente que el salario que percibes durante tu período vacacional es el diario, es decir, el bruto anual entre 365 días.

Al haberte afectado un ERTE parcial, el salario bruto anual será inferior, puesto que has trabajado menos horas. Por tanto, el importe que percibirás por tus vacaciones también será más bajo.

Cuando vuelvas a tu jornada de trabajo habitual, volverás a percibir tu salario bruto anual completo y, así, el importe a cobrar por cada día de vacaciones.

Dejar respuesta