La crisis reduce la brecha laboral de sexos en Castilla y León

0
425
brecha laboral

El trabajo femenino de Castilla y León, ha manifestado algunas diferencias en cuanto al trabajo de las mujeres a nivel nacional.

En primer lugar, nos remontamos al 2008, último año en el que el número de mujeres ocupadas ascendió, momento en el que había 440.500 mujeres trabajando, según los datos de la Encuesta de Población Activa, que elabora el INE cada tres meses.

Si hacemos referencia a los primeros trimestres, el punto más alto corresponde también al 2008, donde el número llegó a las 431.500 mujeres ocupadas. En el primer trimestre de 2017, el número de trabajadoras en la región era de 425.700.

De las misma forma que en el plano nacional, la evolución masculina tampoco va en la región al mismo con el mismo ritmo que la femenina.  En el tercer trimestre de 2007, se recogieron los mayores datos registrados del trabajo masculino, con 662.000 varones ocupados, o los 654.500 del primer trimestre de 2008, y de ahí hasta el 2014 estos números no hicieron más que descender, llegando en este año sólo a los 500.900 empleos desarrollados por los hombres.

Después del 2014 parece que este número comenzó a recuperarse, pero con un ritmo muy inferior al femenino. Durante el primer trimestre de 2017 los trabajadores varones llegaron a la cifra de 533.300 hombres empleados en la comunidad castellano-leonesa. Es decir, 161.000 empleados masculinos se perdieron durante la crisis en la comunidad, de los que se han recuperado 32.400, en torno a un 20%, mientras que en las mujeres se han recuperado dos de cada tres empleos, los hombres sólo uno de cada cinco.

La brecha existente entre el trabajo masculino y el femenino se ha reducido en esta región, no sólo desde el comienzo de la crisis sino en este siglo XXI. El 44,4% de los trabajadores son mujeres, lo que refleja un aumento muy positivo para las mujeres, ya que el 2008 sólo correspondían al 39,7% y en el 2002, sólo al 35%

Dejar respuesta