Los administradores de fincas podrán denunciar ante el Govern a los bancos morosos

0
129

Una de las principales novedades de la Ley de Vivienda que entró en vigor a finales del pasado mes de junio, es que los administradores de fincas podrán denunciar ante el Govern a los bancos morosos.

Esta regulación pretende terminar con la deuda que generan bancos, fondos buitre y otros tenedores que tienen pisos a su nombre sin pagar la comunidad hasta que consiguen venderlosLas comunidades de vecinos en Baleares deben 48 millones de euros, de los que 9,5 millones de deuda es de los bancos. La modificación en la Ley de Vivienda permite a administradores y presidentes de comunidad denunciar directamente ante el Govern presentando un certificado que acredite la deuda. Las sanciones oscilan entre los 3.000 y los 30.000 euros y un máximo del 200% de la deuda.

El presidente del Colegio de Administradores, Pau Bonet, espera que el aumento de las sanciones ayude a reducir la deuda. “La diferencia es que aparte de pagar la deuda económica, la Conselleria de Vivienda les sancionará, según el artículo 87 sobre infracciones graves”.

Desde el Colegio de Administradores critican que cuando el banco ejecuta un desahucio, no registra la propiedad de inmediato y la comunidad no sabe quien es el titular hasta que se vuelve a vender. Bonet cree que es importante intentar reducir la morosidad pero se muestra escéptico ante esta nueva regulación. “Yo quiero ver cuál será la realidad. Tenemos que comprobarlo con el tiempo porque es una ley de regulación balear mientras nosotros nos regimos por la Ley de Propiedad Horizontal que es de rango nacional. No sé si esto será o no efectivo”. Los grandes propietarios tienen la obligación de inscribir sus pisos vacíos en un registro habilitado en el Govern.

COPE

Dejar respuesta