Los afiliados extranjeros a la Seguridad Social duplican las cifras del mercado laboral

0
455

Cada año crece la afiliación a la Seguridad Social de manera progresiva, concreamente un 3,6% al año.

Pero este dato es mucho más llamativo si se mide la evolución entre la población extranjera, ya que un julio cotizaban hasta 1.870.397 extranjeros, un 7,1% más que en el mismo mes del año anterior. En los años de crisis sufrieron en mayor medida el hundimiento laboral, aunque ahora ha vuelto el crecimiento económico y con ello la creación de empleo, algo de lo que se benefician.

Por sectores laborales, en la construcción la afiliación de todo el régimen general sube al 8,7% y entre los inmigrantes lo hace al 16,8%, mientras que el comercio lo hace un 3,6% frente al 6,2%. Sin embargo, la afiliación en todo el colectivo ha aumentado en el mes pasado a un ritmo del 0,8% mientras que entre los extranjeros aumentaba a un 7,42%.

EPA declara que uno de cada cuatro empleos está ocupado por un extranjero, y también hay más trabajadores inmigrantes en unos puestos de trabajo que en otros, y la gran mayoría de los puestos de trabajo son temporales y con sueldos muy bajos, aunque ocupan el 11% de toda la mano de obra ocupada.

En cuanto al sueldo medio, los datos de 2015 que son los últimos de que se disponen existe una diferencia sustancial. El salario medio en el conjunto del mercado era de 23.106,3 euros pero para los que no procedían la zona euro estaban entre 8.000 y 9.000 euros por debajo.

El inicio de la afiliación entre extranjeros se produjo más tarde que entre los españoles, mientras que el número de cotizantes con empleo empezó a crecer cada año desde febrero de 2014 en el conjunto de la Seguridad Social, sin embargo entre los inmigrantes lo hizo a finales de eses año, cogiendo velocidad y durante todo el 2016 creció por encima del 4%.

El año pasado fue el primero en el que el saldo entre emigrantes e inmigrantes fue positivo. En 2009 la dinámica era diferente, justo al comenzar la crisis en nuestro país.

Dejar respuesta