¿Podría continuar la desescalada sin el estado de alarma?

0
73

El Gobierno decretó el estado de alarma nacional ante la inminente crisis sanitaria. Las actuales leyes sanitarias son un insuficiente paraguas jurídico.

La Constitución española recoge el estado de alarma en su Artículo 116. Éste sirve para que en casos extremos y poco habituales, tales como epidemias, se tomen medidas drásticas que afecten al conjunto de la sociedad.

El mecanismo para ponerlo en marcha consiste en que el Consejo de Ministros lo apruebe por decreto. Éste solo puede durar 15 días, aunque la ley sí permite prórrogas que han de ser aprobadas por el Congreso.

El problema

El estado de alarma obliga a los cuerpos policiales, nacionales y autonómicos a obedecer estrictamente las órdenes del Gobierno. También recoge el recorte de algunas libertades de los ciudadanos. Por ejemplo, la limitación de la libre circulación de personas y vehículos o la intervención gubernamental de fábricas o talleres. En otras palabras, dota al Ejecutivo de unos poderes extraordinarios.

Al comienzo de la pandemia, algunos partidos políticos, solicitaron al presidente del Gobierno la declaración de esta medida. Pero conforme ha ido evolucionando la pandemia, han ido creciendo las críticas hacia el Ejecutivo, hasta el punto de solicitar el fin del estado de alarma.

¿Qué ocurriría si el estado de alarma desapareciese?

Desde hace dos semanas, España está atravesando su desescalada. Ésta consta de 4 fases, contando con la fase 0. El pasado lunes, el 70% de los españoles entraron en la 1, lo que les permite una mayor movilidad, reuniones con amigos y familiares y la apertura de negocios y terrazas (aunque con limitación de aforo).

Dada la favorable evolución de la situación sanitaria, las voces contra el estado de alarma han comenzado a alzarse. ¿Qué ocurriría si finaliza el estado de alarma ahora mismo?

Se complicaría la coordinación en la desescalada. Por otro lado, muchas de las medidas impuestas quedarían sin cobertura jurídica como, por ejemplo, el distanciamiento físico.

¿Serían suficientes las leyes sanitarias?

Ante este panorama, la Ley de Salud Pública de 1986 sí que permite a las autoridades sanitarias tomar las medidas necesarias con el fin de controlar enfermedades transmisibles. Uno de estos escenarios sería ante el peligro de un nuevo rebrote del coronavirus.

Si hacemos memoria, la Generalitat de Cataluña aplicó esta medida antes del decreto del estado de alarma. Sus autoridades sanitarias ordenaron el confinamiento de tres municipios.

¿Podría llevarse a cabo la desescalada sin el estado de alarma?

Desde el marco legal, es posible llevarla a cabo. Sin embargo, sería muy complicado poder seguir correctamente con el plan de desescalada sin una nueva prórroga del estado de alarma. La descoordinación y la asimetría en la toma de decisiones podría ocasionar más problemas que soluciones.

 

Dejar respuesta