¿Sabes lo que es la Declaración Complementaria de la Renta 2019?

0
188

La Declaración Complementaria se presenta cuando ha habido un error o se ha omitido de manera involuntaria información sobre la declaración de la Renta.

El plazo para presentar la RENTA 2019 es hasta el 3 de julio de 2020. La Declaración Complementaria consiste en declarar el impuesto del IRPF pero con una diferencia. Se ha de añadir el importe que se había omitido involuntariamente a Agencia Tributaria en una Declaración ya presentada. 

Esto puede ocurrir en dos supuestos: a favor del contribuyente o, por el contrario, a favor de la Administración. Se puede rectificar el fallo:

  • Si el error ha sido a favor del contribuyente, éste ha de presentar un escrito en el que muestre el error.
  • Por otro lado, si es favor de la Administración, entra en juego la Declaración Complementaria. El contribuyente elimina el error presentando el importe omitido anteriormente.

¿Es importante la declaración complementaria?

Lo cierto es que sí. Es la única solución que puede salvarnos de tener que pagar un recargo o una sanción. Por este motivo, es importante tener claro lo que es.

¿Se puede presentar sólo en unos determinados plazos?

Sí. Sólo se puede presentar en el plazo que marca la Agencia Tributaria dentro del plazo de presentación de la Renta. Si la Declaración Complementaria se presenta fuera de dichas fechas, no será válida. 

Debido a esto, los errores que se hayan podido cometer en la presentación de la Declaración de la Renta, quedarán tal cual. Esto provocaría que sean sancionados y que se emita algún recargo (del 5 al 20% de la demora).

Si presentas la Declaración Complementaria dentro del plazo que corresponde, sólo tendrás que pagar lo que no habías declarado involuntariamente. Si por el contrario, lo haces fuera de fecha, tendrás que presentarla de todos modos y pagar dichas sanciones por las demoras. 

¿Existen otras vías para enmendar errores en la presentación de la Renta?

Sí, existen varias formas de poder subsanar los fallos. 

Podemos presentar una Declaración de Renta sustitutiva. Ésta es una Declaración que reemplaza a otra presentada. Sólo es válida en el caso de las Declaraciones Informativas. Si el contribuyente las presenta dentro del plazo y voluntariamente, sólo podría utilizar la Declaración Complementaria de la que hablamos en este artículo.

Por otro lado, encontramos la Reclamación ante la Agencia Tributaria. Se da cuando un contribuyente quiere enmendar un error del que se ha percatado una vez ya presentada la Declaración de la Renta. O también puede ocurrir porque olvidaste incluir una deducción con la que podrías haber obtenido un resultado más favorable.

Otra opción es presentar una reclamación oficial a la Agencia Tributaria. De esta manera, te devuelve el IRPF que has pagado de más en una declaración ya presentada. Si el cambio beneficia al contribuyente, éste deberá presentar un escrito.

Dejar respuesta